ámbito de la Angustia





No se ha meditado aún sobre estas tristes ruinas.
Participo de la gran alegría que hace cantar con el vino,
luego me hieren los lamentos como a un árbol la tempestad nocturna.
Se pierden conmigo en la sombra
como se pierde la noche en el bálsamo misterioso de la muerte.
Busco mi voz abandonada sobre los mares, en el aire de las islas,
en las comarcas donde habitan los desterrados y los místicos,
y vago bajo la lluvia de los bosques en la soledad.
Como el árbol al borde del abismo, me salva la inquietud perenne,
y me acerca a Dios que vigila tras las músicas terrestres.
Alguien puede llamar a la puerta de alguna vivienda en la noche,
mas solamente aparecerá el rostro del silencio
en medio de la pesadumbre.
No hemos meditado aun para amar y ser serenos.
Oh, si tendiéramos la tristeza como niebla delgada,
serenamente, sobre estos vastos dominios desolados.

Vicente Gerbasi




Image and video hosting by TinyPic

1 pensamientos:

Manolo Jiménez dijo...

A la tristeza debemos no tenderla sino colgarla a secar al sol.

Yo la veo más como ropa mojada que como niebla. Algo que momentáneamente molesta, pero que podemos convertir en algo agradable.

Abrazos.

Publicar un comentario

Si te hace vibrar, ¿me lo dices?...

Love is...
© El ocaso del Sol - Template by Blogger Sablonlari - Font by Fontspace - Blogger Styles