Los jardines de Afrodita (III)




Hay rosas que se abren en selvas misteriosas
y mustias languidecen, nostálgicas de amores,
sin que haya quien aspire sus púdicos olores...
¡Hay almas que agonizan lo mismo que esas rosas!

Las mariposas tienden sus alas temblorosas
y en alegría loca de luces y colores,
ebrias de amor expiran en tálamos de flores...
¡Hay vidas que se acaban como esas mariposas!

'¡Oh, púdicas vestales! ¡Oh, locas meretrices!
¿Quiénes son más hermosas? ¿Quiénes son más felices?'
los hombres preguntaron, en una edad lejana,

a un Fauno que en las frondas oculto sonreía...
Hace ya muchos siglos... Y en la conciencia humana
el Fauno, a esa pregunta, sonríe todavía.





Francisco Villaespesa


Image and video hosting by TinyPic

3 pensamientos:

Manolo Jiménez dijo...

Permíteme que utilice un lenguaje directo: las más damas de todas las damas que saben ser las más meretrices de todas las meretrices llegado el momento oportuno y no otro.

Es mi opinión.

Anouna dijo...

Me quedo como Fauno, que ante la pregunta, sonríe todavía.

Yo, sonrío también.

Un abrazo, Excelente poema, para pensar en la pregunta.

Anouna

anabel dijo...

Hermosísimo soneto con reminiscencias clásicas en forma y fondo.

Pícaro fauno...tantos siglos sonriendo.

Un abrazo.

Publicar un comentario

Si te hace vibrar, ¿me lo dices?...

Love is...
© El ocaso del Sol - Template by Blogger Sablonlari - Font by Fontspace - Blogger Styles