Perversificaciones (fragmentos)

Image and video hosting by TinyPic



38

De todos los lugares donde hicimos
arder tu juventud, recuerdo como
sitio nunca olvidable la bañera,
a la cual me llevaste -yo tan limpio
de cuerpo y corazón- con el sigilo
de darme a conocer, líquido, el fuego.

Y, en verdad, conocí cuánta y distinta
puede la lava ser en los volcanes.
Fue tan perfecta la ocasión de amarnos
igual que los delfines en el agua
-ahogándonos a ratos y creciendo
por encima del mar: muslos convictos,
senos en desazón, piel en naufragio,
la hirviente red en la que el pez moría-,
que, desde entonces, casi medio año
-limpio de corazón y no de cuerpo-,
no me he vuelto a bañar
por olvidarte.
Ángel García López



Image and video hosting by TinyPic

4 pensamientos:

Pequeños Soles de Noe dijo...

Me han dicho algunos amigos que no pueden comentar en éste blog. He hecho algunas pruebas y espero que ahora lo puedan hacer si así lo desean.
Un beso grande a todos

Pequeños Soles de Noe dijo...

Y tomo el comentario que me hizo Manolo y lo cuelgo acá.

No me he vuelto a bañar...

Increíble metáfora con un acto cotidiano.

Hay momentos que no se olvidan, ni se olvidarán jamás. Excelente texto.

Manolo Jiménez dijo...

Esto es una prueba-comentario... :)

Pequeños Soles de Noe dijo...

Y ha quedado registrado, gracias Manolo por siempre estar!
Un beso

Publicar un comentario

Si te hace vibrar, ¿me lo dices?...

Love is...
© El ocaso del Sol - Template by Blogger Sablonlari - Font by Fontspace - Blogger Styles